Wednesday, August 07, 2013

Eolo privilegió a Gibara Semejante a los molinos de vientos de Don Quijote posibilitaron no consumir más de 9 mil 256,8 toneladas de combustible convencional en estos últimos cinco años





Rodobaldo Martínez Pérez 
rodo@enet.cu
A su belleza paisajística, donde prima el azul de su mar lleno de espuma blanca y el verde de su exuberante flora lo mismo en las planicies que en los abruptos relieves, la Gibara de fuerte brisa marina,  une la utilidad de sus atributos naturales.
Quiso la naturaleza privilegiar a  la Villa Blanca holguinera   con un potente aire de zona costera, que la significa económicamente, no solo para el turismo, sino como reservorio de energía renovable.
Fue así que desde el 2008, los vientos alisios de allí la convirtieron en la mayor Granja Eólica  de Cuba al desarrollar un notable movimiento de los aerogeneradores, el cual beneficia actualmente a 10 mil viviendas como promedio y permite  el ahorro  de 5,9 toneladas diarias de combustible, con un  promedio de generación de 26,9 megawatts/hora/d.
Semejante  a los molinos de vientos  de Don Quijote están los “gigantes” de los parques eólicos Gibara uno  y dos, favorecedores por la no emisión a la atmósfera  de más de 3 mil 724,4 toneladas  de gases nocivos,  con una generación bruta acumulada  de 4 mil 868,514MWh  hasta junio, por tanto, dichos campos productores de energía eléctrica, en un área de 18,5 hectáreas, lo hacen sin efectos dañinos para el ecosistema.
La unidad posibilitó no consumir más de 9 mil 256,8 toneladas de combustible convencional en estos últimos cinco años,  una valiosa contribución al programa nacional de ahorro de portadores energéticos.
Como datos históricos de esa región, favorecida por Eolo, el dios griego de los vientos y morador de la isla flotante de Eolia, se recoge que el 16 de febrero de 2008 comenzó la explotación del Parque Eólico Gibara-1 y en diciembre del 2010  Gibara-2, para convertirse en la de mayor capacidad instalada en el país con   9,6 MW.
 
El bautismo de  fuego comenzó,  cuando arrancaron los gigantescos molinos del primer campo eólico de potencia media erigido en el país, con sus seis aerogeneradores del tipo G-52/850, porque el diámetro descritos por  las palas al girar tienen 52 metros y 850 es la potencia de cada máquina,   suministrada por la empresa española Gamesa Eólica,   compañía que tuvo a su cargo la puesta en marcha del Parque.
Algo curioso es la detención automática de los aerogeneradores, cuando la velocidad del viento supera los 25 m/s (90 km/h), pero,  con Ike aguantaron 180 km/h de viento sostenido y rachas de 252 km/h, tal vez como ejemplo de resistencia técnica ante los embates imprevistos de la madre natura.
Historia contada
Un aerogenerador es el posibilitador del sistema de conversión, (que comprende un generador eléctrico con sus sistemas de control y de conexión a la red).  La energía eólica mueve una hélice y mediante un sistema mecánico se hace girar el rotor de un generador, normalmente un  alternador, productor de energía eléctrica.
Para que su instalación resulte rentable suelen agruparse en concentraciones denominadas  parques eólicos. Según estudios se escogió la franja gibareña por sus altas condiciones, ya que de acuerdo al diseño se podía entregar 5,1 megawatts-hora y a total capacidad economizar  tres mil toneladas de petróleo al año.
La posibilidad de explotación necesitó de ciertas inversiones. Para la conexión del Gibara I con el Sistema Electroenergético Nacional (SEN) fue necesaria la instalación de una red de siete kilómetros para 33 mil voltios, hasta la subestación de Gibara.
 
Pero, nacieron los inconvenientes. Frecuentes roturas de las tarjetas electrónicas y  para resolverlo tuvieron que  innovar un filtro, cuya misión es purificar el aire e impedir el paso del salitre, el enemigo número uno de esta tecnología.
 Luego,  con la entrada en operación de Gibara-2, Cuba  completó el cuarto parque eólico experimental y una potencia total de 11,2 MW, para ocupar el lugar 57 entre 82 países con energía eólica para generar electricidad y el séptimo lugar en la región latinoamericana.
 Ya habíamos caminado un trecho, porque la primera experiencia para la generación eólica en Cuba inició con los dos parques eólicos instalados en Turiguanó, al norte de Ciego de Ávila, y en la Isla de la Juventud.
El Gibara dos es de tecnología china, bajo el sello de GOLDWIND, tiene una potencia instalada de 4,5 MW, con seis máquinas, de 750 Kw, del modelo S50-750. Un solo aerogenerador es valorado en un millón de pesos.
Aunque se considera que estas tecnologías son similares, cada una tiene sus particularidades. Las máquinas chinas son de paso fijo y las españolas de paso variable. Estas últimas, son más eficientes para velocidades bajas del viento. Los aerogeneradores de Gibara-1 regulan la velocidad y optimizan la producción hasta el 10 por ciento. Con 4 m/s comienzan a generar y con 13 m/s, entregan la potencia diseñada.
La Granja  Eólica de Gibara puede asumir cada día, como promedio, el 50 por ciento de la demanda del municipio. La generación bruta, de ambos parques, en dos años, equivale al consumo promedio diario de electricidad del país
Alexander Leyva Valdespino, especialista de Fuentes Renovables de Energía de la Empresa Eléctrica Holguín, señaló que estudios realizados muestran que en materia eólica, el potencial de la provincia de Holguín está en  Los Cocos, futuro campo Herradura dos con una velocidad promedio de los vientos  de 6.8 metros por segundos, en Banes en Punta Lucrecia,  de 6,7  y en Rio Seco 6,1, igual que el Gibara tres, en Laguna Blanca, los cuales podrían producir en un año 15 mil 236. 4  megaWatt/h, con un ahorro de 3 mil 556.7 toneladas de combustible.
El grueso de la generación es factible de alcanzar durante las horas de mayor prevalencia de los vientos en la Villa Blanca de Gibara. En el 2013  la velocidad promedio del viento se comporta en 6,75 metros por segundos.  
En el mundo y en Cuba
La industria de la energía eólica despegó en 1979  del siglo pasado con la producción en serie de turbinas de viento por los fabricantes Kuriant,  Vestas, Nordtank  y Bonus.  Eran turbinas pequeñas para los estándares presentes, con capacidades de 20 a 30 Kw cada una, pero el tamaño de las turbinas creció considerablemente.
 Alemania, España, Estados Unidos, India y Dinamarca  acumulan, en generación de energía eólica, las mayores inversiones.
La actualización del nuevo Modelo Económico y Social Cubano prioriza  el desarrollo en el país de una energía de menos costo y mucho más benigna para el medio ambiente, como reza en el Lineamiento 247, aprobado por el VI Congreso del Partido.
Gibara, en Holguín,  avanza en los propósitos del país de poner las potencialidades de la naturaleza al servicio económico y por ello se convierte en escenario ideal para que el Don Quijote de Cervantes no le de tregua a su lanza ante tantos “molinos de viento” esparcidos en su costa.
 
videos energia eolica

No comments:

Post a Comment