Saturday, November 03, 2007

Un día el bloqueo quedará atrás

Emperador se quedó usted muy solo en Naciones Unidas

Rodobaldo Martínez Pérez

rodo@ahora.cu

www.ahora.cu

Hoy, cuando estamos próximos al sábado, único día posible de publicar nuestro semanario, nos debatimos en la incómoda decisión de discriminar. Duele examinar los materiales periodísticos sobre la mesa. Hay para más de tres o más periódicos, pero solo podemos hacer uno.

Alguien desde el Imperio extrema las palabras y trata de seguir engañando a la opinión pública de los propios Estados Unidos y del Mundo: El Bloqueo de más de casi cinco décadas a Cuba es contra Fidel Castro, no daña a nadie más.

Es el Imperio contra el mundo. 184 países soberanos, en Naciones Unidad, dijeron No al bloqueo genocida, pero el Emperador de turno insiste en sus malvados planes, sin importarle, que en el caso nuestro solo podemos hacer un periódico a la semana, y con una reducida tirada de 60 mil ejemplares para una población de 600 mil lectores potenciales.

¡Que burrada!, señor Emperador, estamos en pleno siglo XXI, cuando deberíamos dejar en el olvido los gritos de guerras que todavía hoy entristecen a la humanidad. ¿Escuchó la noticia? En su propio corazón se alzaron las voces para reiterar: No al bloqueo. Use la sensatez aún cuando ya empaca para irse.

Este bloqueo, que usted persiste en llamar embargo, golpea a todos los cubanos durante cada día, siempre falta algo que no llega o demora y al preguntar, están sus manos por el medio y el vicioso deseo de estrangular esta digna y ejemplar Revolución.

Pero cada día vencemos sus trabas, y derrotamos al bloqueo. Claro pagamos un precio. En el caso nuestro solo podemos tirar un periódico a la semana, con posibilidad de hacerlo diario.

Llega la hora de cierre. En la pantalla de mi PC, que está aquí como muestra que rompió el bloqueo, en la misma redacción del semanario ¡ahora!, en Holguín, Cuba corren las informaciones que no verán los lectores.

Damos prioridad a los estragos de la Tormenta Tropical Noel. Es digna la solidaridad. Hombres de pueblo, con uniforme del Ejército, los mismos que usted, equivocadamente, llamó a traicionar, rescataron, a riegos de sus vidas, varias familias humildes que quedaron aisladas por las fuertes crecidas de los ríos. No reportamos fallecidos y tristemente en el caribe hay más de 100.

¡Ah!, y para más dignidad muchos amigos, de 32 países, llegaron hasta acá para, desde el III Coloquio Internacional para la Liberación de los cinco, pedir la libertad de estos bravos jóvenes, quienes injustamente usted retiene en cárceles norteamericanas, por tener el coraje de luchar contra el verdadero terrorismo en las mismas entrañas del Imperio. Son luchadores antiterroristas y no como usted que habla de enfrentar al terrorismo, pero lo que hace con más muertes, dolor y vidas inútilmente perdidas.

Bueno ya cerramos la edición 9 mil 657 y pronto, el 19 de noviembre celebraremos el 45 cumpleaños de ¡ahora! y seguro que romperemos aún más el bloqueo y seremos diarias, como antes de la década del 90, en el siglo pasado.