Saturday, March 30, 2013

Civilización versus cromañón






Rodobaldo Martínez Pérez 
rodo@enet.cu

Considerar el florecimiento de una sociedad por sus tenencias tecnológicas de última generación, ajenas al  grado cultural de sus habitantes es igual que colocar un celular Motorola en manos de un  Cro-Magnon (cromañón).
 Constituye esa  una de las características  negativas incurrida por la modernidad, obviarle el carácter cualitativo al factor humano y,  tener como meta exclusiva,  pertrecharse de adelantos materiales, porque de esa manera muchas ciudades llenas de rascacielos se estremecerían aún por los gritos guturales de sus pobladores, al estilo de civilización versus barbarie.
Por suerte, la construcción de la  sociedad cubana no renuncia a la formación de las personas que en ella intervienen,  e insiste que  debe ir parejo al desarrollo económico, sino se caería en la trampa de un crecimiento guiado por hombres con “taparrabos” e iletrados morales.
Ya  pasó el tiempo de aquella dicotomía: ¿quién educa la escuela o el hogar?  Hay más claridad que lo dejado de hacer por las familias, difícilmente el maestro pueda recuperarlo, porque son los padres los primeros en enseñar.


En la casa se aprende de honestidad, de sacrificio, buen comportamiento, de amor al trabajo, de orden, de limpieza y  cortesía, valores que deben de ir antecedidos por el ejemplo.
  La cotidianidad de hoy requiere de una estructura social sostenida por las virtudes de los cubanos, con acciones humanizante en cada acto, donde los buenos hábitos refuerzan la capacidad de juzgar racionalmente.
No puede subsistirse, cuando se convierte en norma que los hijos irrespeten a los padres, aplicar la fuerza bruta para solucionar un problema, convivir con los robos y mantenernos inermes, permitir las negligencias, romper la propiedad social, ensuciar los parques o la calle, practicar el desacato, hacer caso omiso a las multas, obviar la ley,  incumplir con los tributos, no cuidar el medio ambiente, la descortesía, en fin, ser un ente  inservible socialmente.
Uno de los valores de la reunión convocada por la dirección de la provincia, todos los domingos,  radica en su insistencia de que las familias y la escuela no abandonen su misión de preparar y aporten ciudadanos correctos, porque las indisciplinas, base de muchos  males, nacen por patrones  educativos desacertados.
Si la madre le baja los pantaloncitos al nene, para que orine en plena calle, cuando él crezca, tal vez no considere impúdico miccionar en cualquier parte, menos en el baño;  si se cría en un ambiente desordenado, sin buenos hábitos o costumbres, lo menos que le interesa es tener una apariencia personal adecuada y los lugares donde vive y trabaja limpios. Son quienes arrojan basura en lugares públicos, hacen escándalos, vociferan, maltratan e irrespetan. Verdaderos elefantes en una cristalería.
 Ya lo registraron los clásicos:   “Al modo de ser sigue el modo de obrar”.
El bien que todos quieren para su vida, según Aristóteles y Santo Tomás,  parte de elegir siempre lo correcto, sin doblegarse ante la buena o mala suerte, en defensa de su equilibrio interno emocional y psicológico, porque la realidad misma, no se modifica o deja de ser solo porque se la niegue o se la afirme. Hay que saber encararla.
  Pero,  quienes permanezcan al margen de lo legal, sin practicar las buenas costumbres,  con ceguera de los valores éticos de esta sociedad, tendrá cada vez más limitaciones por alejarse de la responsabilidad y elegir el libertinaje.
En nuestras manos está la civilización de la sociedad.





Thursday, March 28, 2013

Gestión por la eficiencia





Rodobaldo Martínez Pérez




A 128 suman las unidades estatales, en la provincia de Holguín, arrendadas a particulares, en aplicación a las nuevas formas de gestión en los servicios de este territorio, acorde al lineamiento 168 del actual Modelo Económico, referido a la ampliación del trabajo en el Sector no estatal, como una alternativa más de empleo en Cuba.
Los referidos centros cuentan actualmente con 282 trabajadores en las modalidades de barbería, peluquería, manicura, calzado, relojería, joyería y reparación de bicicletas.
Con 93 unidades  y 136 trabajadores, en las actividades de peluquerías y barberías, de 1 a 3 sillones,  inició la novedosa gestión en Holguín y desde mayo del 2012  creció a las mencionadas actividades.
Por concepto de arrendamiento ingresaron, a  la economía provincial, más de 319 mil pesos en el 2012, unos 29 mil mensuales.
Con el objetivo de comenzar en abril las actividades gastronómicas con esas formas  realizaron  un levantamiento,  para constatar el número de  unidades  que, en cada municipio,  cumplen los requisitos para pasar al nuevo modelo de gestión de 1 a 5 trabajadores. Las cifras revelan  151 cetros, con una platilla de 438 obreros.
Las primeras en iniciar en Holguín  serán  68 unidades de 1 a 3 trabajadores y gradualmente  se extenderá a las de 3 a 5, en continuidad a la instrumentación del Lineamiento 308, referido a la introducción de formas no estatales de gestión en el comercio; y abarcan tres resoluciones publicadas en la Gaceta Oficial No. 50, del 6 de noviembre pasado, junto a otras disposiciones complementarias.
El MINCIN postergó la  aplicación    para abril,  por los daños ocasionados por  el huracán Sandy, que azotó en octubre último a la provincia y ocasionó serios daños en unidades de comercio y la gastronomía.
Como principio las ventas de cigarros, tabacos y ron mantendrán los precios topados, el resto de los expendios será por oferta y demanda y pueden adquirir mercancías en la red minorista para su comercialización. Mientras avanza los preparativos para el mercado mayorista.
Actualmente  en el país más de 300 unidades están acogidas al sistema y la experiencia ha demostrado que cuando cambia el modelo de gestión se amplían las ofertas gastronómicas,  el horario de servicio se adecua a las necesidades de las comunidades y las características geográficas.
Ocurre, también, un cambio de mentalidad dirigido al mayor aprovechamiento de las potencialidades de los locales.
 

En cuanto a arrendamientos de locales, es necesario aclarar que la propiedad de los establecimientos  continuará siendo estatal -por contratos de hasta 10 años prorrogables- y los precios de los servicios responderán al principio de oferta y demanda.
Además, se exoneran de pagos de arrendamiento por reparación y mantenimientos del local, con previo acuerdo del CAM, por un año y única vez, el resto correrá por los arrendadores, cuando lo crean necesarios.
Al igual que el pago de la electricidad, agua y telefonía los asumirán los trabajadores, según la tarifa residencial.
La prioridad para arrendar será de los trabajadores de la misma unidad, de no tener interés los de la empresa, y si no desean,  de la comunidad donde este enclavado el centro.
El trabajador con interés de laborar como cuentapropistas requerirá inscribirse en las Direcciones Municipales de Trabajo y en el Registro de Contribuyentes de la Oficina Nacional de Administración Tributaria (ONAT), según su área de residencia.
Las actividades para  este sistema de gestión son: elaborador-vendedor de alimentos y bebidas no alcohólicas al detalle en puntos fijos de venta, trabajador contratado y elaborador vendedor de alimentos y bebidas mediante el servicio gastronómico.
Se le venderán las herramientas y útiles de la unidad, no así los activos fijos  (equipos)  que se alquilarán.
 Según reza en el balance de la gestión en el 2012 del Grupo Empresarial de Comercio,  las autoridades del sector en la provincia  confían en que este modelo conviva con el resto de las formas de gestión, con un servicio eficiente y responsable.
En la materialización de la experiencia se realiza en equipo multidisciplinarios con la participación los Ministerios de Trabajo y Seguridad Social,   Finanzas y Precios, para avanzar con la flexibilidad y las adecuaciones necesarias según la realidad.