Friday, April 13, 2007

Banes: Un mundo mejor es posible



Rodobaldo Martínez Pérez
rodo@ahora.cu
http://www.ahora.cu/
Recientemente visité Banes, una alegre ciudad a unos 60 kilómetros de Holguín, que a la vez está a casi 900 de Ciudad de La Habana. Admira hallar allí a un laborioso pueblo, que desde casi 50 años teje su propio destino.
En Cuba, por voluntad de su gente, es el Partido Comunista el que dirige la sociedad y en Banes tiene esa responsabilidad una joven rubia, de finos modales, quien dedica su inteligencia y fuerza para el bienestar de su territorio.
Banes es hoy en la provincia el abanderado en la emulación especial que dedicamos aquí al 26 de Julio, en homenaje a cuando Fidel Castro se rebeló contra una dictadura que oprimía a los cubanos, la de Fulgencio Batista y atacó hace 53 años el segundo cuartel del país, el Moncada, en la ciudad de Santiago de Cuba.
El 26 de Julio es denominado Día de la Rebeldía Nacional y cada año se conmemora en la provincia y municipio más destacados en los renglones socio-económicos, culturales, deportivos, educacionales en fin en las esferas que dan bienestar, a pesar del descomunal bloqueo de los Estados Unidos contra Cuba, por el solo hecho de querer ser libres.
Y en la provincia funciona una emulación interna, que cada mes selecciona al mejor municipio y desde hace ya varios es Banes, donde hay orgullo por ser la capital arqueológica de Cubana, una de las plazas de fútbol más fuerte, los maradonas o los ronaldos están al doblar de cualquier esquina.
En las costas de Banes están hermosas playas, entre ellas Guardalavaca, acogedor lugar que es orgullo para la provincia, al decir que sus arenas son más finas que la de Varadero.
Allí la leyenda recoge que en la época de los corsarios y piratas solían robar en la zona vacas, de ahí el grito protector guarden--- la--- vaca, que con el tiempo dio origen al nombre tan extraño para un lugar de mar, porque algunos preferían barca y no la del noble animal, tan fiel al hombre al abastecerlo de carne, leche y servirle para el trabajo.
Ese bello litoral, que embelece al visitante, con el contraste del agua y la vegetación, fue divisado por Cristóbal Colón y sus aguerridos acompañantes a borde de La Pina, La Niña y La Santamaría cuando el 28 de octubre de 1492, exclamó “Esta es la tierra más hermosa que ojos humanos hayan visto”.
Por aquí transitaron los aborígenes. La mejor muestra es el Sitio Arqueológico Chorro de Maita, donde se encuentra unos de los más importantes enterramientos aborígenes encontrados en Cuba, único en las Antillas, muy próximo a la playa de Guardalavaca.
Con el orgullo del terruño de los banenses son apasionados y laboran con ahínco para seguir adelante en su aporte para entre todos los cubanos hacer un mundo mejor y ¡Claro que es posible!