Columnas

Tuesday, October 09, 2018

Jamás romper el haz



#CarlosManueldeCespedes grito de la Demajagua
Rodobaldo Martínez Pérez
rodo@ahora.cu
El compromiso de libertar a la Patria engrandece a quienes en 1868, al grito de independencia de Carlos Manuel de Céspedes, respondieron al llamado en la Damajagua, que alcanza su crisol 90 años después, el primero de enero 1959  al entrar triunfante Fidel  Castro a Santiago de Cuba, como  continuidad histórica de la misma Revolución.
Ya lo dijo el Comandante en Jefe: “hablamos de una sola Revolución, comenzada el 10 de octubre y terminada el Primero de Enero”. Sacrificios, altruismo, héroes, mártires, sangre derramada, audacia, valentía y entrega prevalecieron en las contiendas.
 Por eso, Martí, Gómez Maceo, Agramonte, Mella, Villena articulan con Camilo, el Ché, Frank, Almeida y muchos más en la larga  lista de quienes ofrendaron sus vidas por Cuba. Solo la diferencia es de época, jamás de principios.
En ese arduo bregar de 150 años hay aspectos con total vigencia: la unidad en el proceso como requisito de defenderlo siempre. Martí alertó sobre la Guerra Grande: