Thursday, April 25, 2013

Bolivia reclama su mar














Rodobaldo Martínez Pérez
Al llevar Bolivia al Tribunal de Justicia Internacional de la Haya su reclamo de salida al mar, un asunto no resuelto con Chile,  añade más fuego al conflicto limítrofe entre ambos países latinoamericanos, ya  con más de 100 años.
Llamamos justo reclamo boliviano porque, su enclaustramiento hoy, fue fruto de una guerra de rapiña en el siglo XIX, cuando por la ambición expansionista, Chile arrebató a Bolivia sus 400 kilómetros de costa en el Pacífico y los puertos de Tocopilla, Cobija, Mejillones y Antofagasta, además, de  120 mil kilómetros cuadrados de superficie.
El tratado de 1904 fijó las condiciones tras esa guerra del Pacífico. El presidente Evo Morales reiteró la necesidad de cambiar ese Tratado "que nos despojó de nuestra cualidad marítima y consolidó la usurpación" y, cuyas concesiones compensatorias a favor de Bolivia, según su denuncia, incumple Chile.
La situación de Bolivia, llamada de mediterraneidad por estar rodeada de tierra, es  motivo del  atraso social y económico del país.  El socialista Evo Morales es el mayor impulsor de la política de presión sobre Chile, no solo por interés nacional, sino por ideología. 
 

Para Morales, Chile es un peón del imperio, así lo calificó en una entrevista en 2004: “Estados Unidos quiere que Chile sea el Israel de Latinoamérica”.
También se ha criticado la postura de Chile para resolver esa demanda y recurrir a la Haya justifica acudir a otra vía, ya que por años intentan dirimirlos entre ambas naciones  sin conseguirlo. Según Bolivia, los gobiernos chilenos muestran "un comportamiento dilatorio y obstruccionista" y una "actitud de soberbia" que impidió cualquier otro camino de solución.
 
Luego de hacer una síntesis histórica de los derechos de acceso marítimo de Bolivia y de los perjuicios económicos que le generó la pérdida de su litoral en el Pacífico, Morales llamó a sus conciudadanos a mantener la unidad para "hacer valer ante el mundo su derecho de acceso al mar" e invocó la solidaridad internacional para apoyar su demanda marítima.

“Chile, al desoír el reclamo del pueblo boliviano, le niega la paz, la solidaridad, hermandad y niega la integración latinoamericana”, dijo Morales, quien expresó que "utilizando los medios pacíficos, acudiremos a todas  instancias internacionales. El estado boliviano defenderá su derecho de acceso al mar". Es  una justa demanda, vaya nuestro apoyo.



Sunday, April 21, 2013

Señor Ejército

El 21 de abril de 1961 marcó el nacimiento del Ejército Oriental, brazo armado de la Revolución cubana, fundado por el entonces Comandante Raúl Castro Ruz, actual presidente de los Consejos de Estado y de Ministros de Cuba.

Wednesday, April 17, 2013

A golpe de cañonazos







Como la entrevista, siempre, la postergó, le quedé debiendo estas líneas al tanquista intrépido que en las arenas de Playa Girón escribió una hermosa página. En esa epopeya cayeron heroicamente 6 holguineros. Hoy 100  compatriotas, de  esa gesta, militan en la Asociación de Combatientes de la Revolución Cubana en la provincia

Rodobaldo Martínez Pérez
 Foto: Cortesía de la familia.


Tal vez,  porque fue su bautismo de fuego arriba de un T-34,  la designación  al frente de la unidad de ese tipo de  blindados  o que   entrara a ese escenario a golpe de cañonazos como él mismo dijera muchas veces,  pero a partir de Girón la palabra tanquista nunca abandonó el nombre de Néstor López Cuba.
Habrá que aquilatar, para saber de trascendencia, cuanto significó para aquel muchacho de poco más de 20 años la misión encomendada de estar entre los máximos responsables de la dotación de tanques que combatió,  con jóvenes inexpertos quienes ni habían hecho el ejercicio de tiro básico y  menos de conducción.
El mismo jefe reconoció después que su gente aprendió en el camino  elementos  rudimentarios  y el primer disparo de su vida lo tiraron en Playa Girón.
Resultan escalofriantes los sucesos del combate en la noche del 17, con una tropa bisoña sin terminar el curso elemental de preparación,  perdieron la comunicación entre tanques, un  fuego persistente de las ametralladoras 50 y medios antitanques del enemigo, súmele que al  tanque  de López Cuba le arrancaron las esteras, le perforaron el cañón y cayó en la cuneta. Estaba inútil.....
Fue, entonces, cuando  ocurrió el momento heroico. Decidió abandonar el equipo en medio de la tenaz balacera y  con mucha dificultad lo logra.   Luego se arrastra, intenta subirse en el de atrás, pero fue imposible; el tercero fue otra opción y en medio de la peligrosa maniobra un tiro de en la torreta  rebota y cae herido. Recuerdos de los que nunca pudo despojarse, por su fuerte impacto en la vida de un tanquista principiante.
 
Después vendría su traslado al central Australia y al hospital Jagüey, desde donde se escapa y regresa a Girón. Fue por eso que tuvo el privilegio, que tanto lo enorgullecía, de participar en el grupo  con Fidel al momento del disparo y hundimiento del buque Houston desde un SAU-100.
  Allí en las arenas, donde mojaron las esteras en señal de victoria,  también, fue testigo del último golpe a los mil 500 mercenarios que intentaron destruir la Revolución en ciernes. Solo trascurrieron 72 horas.
Otras historias de combate
La organización de las iniciales unidades de tanques  constituyó su primera gran tarea después de abril de 1961,  quehacer perfeccionado con un curso de oficiales en la extinta URSS en 1962, otros en Cuba  hasta que pasó la Academia Superior Voroshilov.
Cuando en 1973 marchó a la guerra en Siria al frente de un batallón de tanques,  por el conflicto Siria-Egipto-Israel  y  en 1975 a Angola encabezando la unidad que había sido del comandante Díaz Arguelle y donde libró tenaces combates, ya López Cuba era una leyenda entre los tanquistas, aunque, siempre, narró los hechos desde la mayor humildad de soldado. Su columna fue la primera en hacer contacto con los sudafricanos en la frontera y de allá vino con los grados de Comandante.
A esos cometidos internacionalistas le sucedió su estancia en Nicaragua, al frente de la misión militar cubana, calificada por él como el más complejo, difícil, peligroso, y riesgoso de todos los trabajos cumplidos.
Así narró sus días en la tierra de Sandino en 1986: “En Nicaragua se produce un fenómeno, y es que allí había una guerra irregular, de esas que uno no sabía nunca con precisión donde estaba el enemigo. Teníamos centros de instrucción regados por toda la zona de guerra y nuestra política era que había que visitarlos y apoyarlos permanentemente.
Viajábamos en tres o cuatro vehículos por caminos donde había emboscadas, terrenos minados. A veces volábamos en helicóptero a baja altura, por arriba de las copas de los árboles, entre montañas enormes o en una avioneta AN-2. En una ocasión perforaron el helicóptero de escolta. “Nos estábamos jugando la vida diariamente”.
Siempre recordó con agrado los años a finales de la década del 70 y principios del 80, cuando dirigió la división de Baraguá, porque puso a prueba todas sus capacidades militares y de mando. Decía que el contacto con los soldados lo había enriquecido como persona.
En su trayectoria  momento significativo fue su designación  como Jefe de la Dirección Política de las FAR y la cual siempre calificó de tarea delicada, porqueEl trabajo político es muy complejo,  se trata de  trabajar con la psicología del hombre, convencerlo de la justeza de nuestra causa, la importancia de la defensa y  de la disciplina militar”.
Ya en 1996, en la primera conferencia nacional de la ACRC, es elegido por unanimidad como su vicepresidente ejecutivo. También fue miembro del Comité Central del Partido  y diputado a la Asamblea Nacional del Poder Popular, toda una historia  iniciada en 1957, cuando comenzó en los trajines de la Sierra Maestra y se incorpora al Segundo Frente Oriental, hasta ser un destacado militar con los grados de General de División.
El López Cuba que conocí:

En los primeros años de la década del 80 conocí a López Cuba. Sabía de sus altos méritos, pero no a esa persona de carácter especial, con una sinceridad a prueba de balas, alegre, jaranero  y con el don muy característico de saludarte con tan fuertes palmadas en la espalda, como para dudar si te seguían funcionando los pulmones.
Dueño de una energía inacabable, hizo, siempre, de Palmarito de Tacámara, el lugar donde nació en 1938 y Mejías de Barajagua, la zona de Deysi Salazar, la esposa durante casi 40 años, los sitios predilectos para gastarla. Fue así que lo mismo corría, organizaba jornadas de dominó, cacerías, juego de pelotas, pesquerías o mostraba sus habilidades en la cocina. Era muy difícil de seguirlo sin agotarse.
Mis anécdotas junto a él las guardo con especial agrado. Una vez, cuando vino de vacaciones de Nicaragua, luego de beber abundante ron  Flor de Caña, me invitó a ver un juego de pelota  en el Latinoamericano entre Industriales y Santiago, ganaron los capitalinos esa vez, y  los amigos lo choteaban: “General,  mire que venir a perder”, y con  rapidez  respondió: “Pero,  a que mañana ganamos”.
En 1993, cuando Raúl le entregó a ¡ahora! el Machete Máximo Gómez, en la Cabaña, entonces era Jefe de la  Sección Política de las FAR, y con  orgullo decía que  era el primer periódico de provincia en recibirlo y precisamente de Holguín, lugar al que siempre se sintió identificado.
Sus amigos supieron cuanto disfrutaba una partida de dominó y lo difícil de que aceptara una derrota en ese mundo de las fichas.
Si algo lo distinguió  fue  su fidelidad sin límites al máximo líder de la Revolución y a Raúl.
Su muerte imprevista en octubre de 1999 nos sorprendió, fue difícil imaginar que aquel hombre con una  vitalidad impresionante,  ya no estuviera entre nosotros. Como la entrevista, siempre, la postergó, le quedé debiendo estas líneas, sirvan ellas de eterno homenaje a una ejemplar trayectoria en nombre de la Patria, donde se incluye el soldado intrépido que en las arenas de Playa Girón escribió una hermosa página por su defensa. 

  LEER la Reflexión de Fidel:  La Batalla de Girón (primera parte) ... AQUÍ
Ciénaga insurgente recoge además detalles sobre los antecedentes de la invasión mercenaria a la Isla y el entrenamiento, equipamiento, captura y posterior proceso judicial a los integrantes de la brigada 2506