Tuesday, December 06, 2011


  Viva Cuba libre
Por Rodobaldo Martínez Pérez.
rodo@ahora.cu


 Hoy siete de diciembre en los municipios cubanos recuerdan  las excelsas figuras  del Lugarteniente General Antonio Maceo y Grajales y de su ayudante, el joven Panchito Gómez Toro,  en el aniversario 115 de sus caídas en combate,  cuando  nos inspirarán cada vez más
 para encontrar soluciones a los problemas que puedan obstaculizar el avance en la actualización del modelo Económico y Social del Partido y la Revolución Cubana, que aprobó el VI Congreso.
Porque estas generaciones de hoy, herederas de las mejores tradiciones revolucionarias, que enriquecieron  los miles de seguidores que entregaron sus valerosas  vidas para lograr la sagrada  independencia de la Patria y de otros pueblos hermanos, en este sentido tributo de recordación grita, con más fuerza que nunca:¡ Viva Cuba libre!.
Donde descansan los restos heroicos de nuestros combatientes internacionalistas, caídos en cumplimiento de su deber, ratificamos que el máximo homenaje a sus memorias es nunca dejar plegar la bandera de la estrella solitaria, símbolo de la soberanía conquistada, ni dejarnos arrebatar la espada de la dignidad por muy poderoso que sea el enemigo.
 La decisión de miles de cubanos es mantener la salvaguarda de la Cuba libre,  por la que hombres como Maceo dieron la vida,  y defender los principios patrióticos, representados por los combatientes internacionalistas cubanos que lo pusieron muy en alto, es reafirmar que de sus sacrificadas existencias mana el ejemplo que nos conduce hoy.


Monday, December 05, 2011


 Quisiera compartir con mis lectores estas ideas de  Rafael E. Puente Téllez, de la ANEC Sección de Base Empresa Puerto Moa, una ciudad joven, hecha por la Revolución Cubana, con sus brazos jóvenes y donde el Che deposito sueños y esperanzas, nos alegra mucho que lo recuerden así.


ANEC SECCIÓN DE BASE PUERTO MOA
POR EL DÍA DEL ECONOMISTA EN 25 DE NOVIEMBRE DEL 2011
Recodemos siempre a nuestro querido Che entre otros 456 días cruciales para la Revolución.

Al Che tuvimos la oportunidad histórica de conocerlo después de los sucesos en 1953 de los ataques a los cuarteles de Bayamo y Santiago de Cuba, al poder escaparse de Cuba el asaltante de Bayamo Antonio Ñico López y encontrarse en Guatemala con el mismo, ya en su viaje histórico en bicicletas con Alberto Granado por varios países de Latinoamérica.
Che confió en el Programa del Moncada explicado por Ñico hasta que lo contactó en Julio de 1955, primero con Raúl y posteriormente con Fidel en México, logrando una completa  identificación de ideas, siendo aceptado como expedicionario del Yate Granma formando parte de su Estado Mayor como Jefe de Sanidad, por lo que este encuentro definiría su vínculo con la Revolución Cubana y marcaría el rumbo de su vida.
Tuvo la oportunidad de impartir clases políticas conjuntamente con Fidel y el mismo Ñico a los restantes 79 expedicionarios del Yate Granma, con confianza luchó en la Sierra, bajó al llano hacia Occidente, apoyó de forma decisiva a la creación de la Emisora Rebelde en las montañas formando con Camilo  un binomio de lealtad, fidelidad y camaradería en torno al pensamiento de Fidel.
Che confió en la concepción concebida de su pensamiento en la formación de la conciencia del hombre de nuevo tipo en las condiciones posteriores al triunfo de la Revolución, participando un 22/11/1959 en el 1er trabajo voluntario masivo formador de esa conciencia en nuestro país en El Caney de Las Mercedes, Granma, posterior al otorgamiento de la ciudadanía cubana.
Fidel, por la confianza ganada del Che, lo propone un 25 de Noviembre del 1959 en una reunión del Consejo de Ministro y siendo aceptada su propuesta como Ministro Presidente de Banco Nacional de Cuba, no siendo hasta el día siguiente por el Decreto 2661, en que se divulga a toda la nación, día que se escoge por nuestra Asociación Nacional de Economistas y Contadores el día de sus afiliados, de todos nosotros, incluidos posteriormente los Ingenieros Industriales e Informáticos en la organización.
La situación del país era tensa, convulsa, pues los enemigos de la Revolución querían desestabilizarla:
  • Con la extracción de divisas de nuestro territorio nacional
  • Con la existencia de grandes sumas de dinero cubano en poder dentro y fuera del país para sufragar gastos contrarrevolucionarios
  • Con la inseguridad y el riesgo que implicaba el hecho de que los billetes cubanos se imprimieran en empresas extranjeras fuera del control del naciente Gobierno Revolucionario
  • Con la banca comercial privada en manos de capitales extranjeros y cubanos subordinados a intereses foráneos.

Al Che lo cuestionaron por su nombramiento, pero Fidel tajantemente dijo:
  • Para que nadie se llame a engaño, el Che no está ahí para hacer ninguna barbaridad, el Che está ahí igual que cuando lo mandamos a Las Villas a impedir que pasaran las tropas enemigas hacia Oriente; lo he mandado al Banco Nacional a impedir que se vayan las divisas y para que el parque que tenemos en divisas pues se invierta correctamente.



La historia de nuestras Finanzas sabe que cumplió con esa tarea al nacionalizar mediante la Ley de Nacionalización de los bancos extranjeros norteamericanos y sus sucursales, así como con las 44 empresas bancarias privadas nacionales y sus 325 sucursales en todo el país con los conceptos de un banco revolucionario, constituyendo como dijera el mismo Che, un paso de avance en la conquista de la independencia económica absoluta por parte del pueblo de Cuba, propiciando posteriormente el canje de billetes con su firma, tarea cumplida  posteriormente por su sucesor Raúl Cepero Bonilla.
En ese tiempo cumplió también otras misiones vinculadas al cambio de mercado hacia los países socialistas ante el bloqueo comercial de los Estados Unidos y en la creación del Ministerio del Comercio Exterior, además de promover la salida de Cuba del Fondo Monetario Internacional  y del Banco Mundial, y el rechazo a que nuestro país fuera miembro del Banco Interamericano de Desarrollo, organismos servidores de los intereses financieros norteamericanos.
Fueron 456 días cruciales para la Revolución hasta que el 23 de Febrero del 1961 fue nombrado como Ministro de Industrias.
Che dejo como legado:

  • …. a todos los revolucionarios cubanos, entre otras muchas virtudes, su voluntad inquebrantable, el afán insaciable de superarse, así como el respeto, cariño y confianza en Fidel


Osvaldo Martínez, Director del Centro de Investigación sobre la Economía en nuestro país expresa:
 *Che es el más creativo y original de los economistas cubanos*

Profundicemos en el estudio de su pensamiento, ya que sus ideas están vigentes en el quehacer nuestro, en esencia para propiciar desde nuestra trinchera un control comprometido con el verdadero rigor ético y profesional que  permita velar y aplicar correctamente los Lineamientos Económicos necesarios para el saneamiento de nuestra economía y por el sostén de nuestra Revolución Socialista.