Thursday, October 13, 2011


Para que no se tranque el dominó
 Por Rodobaldo Martínez Pérez/¡ahora!
rodo@ahora.cu
Si logramos colocar bien las fichas  de la entrega de leche fluida en el entramado del dominó, que constituye el programa alimentarioen la provincia Cubana de Holguín, fluye la estrategia, el juego no se cierra y podemos ganar la partida, como lo necesita la economía.
Hablamos de  una pieza preponderante al referir alimentos, de ahí la esmerada atención y seguimiento que, hoy,  reciben  los diferentes factores responsables de colocar el fruto del ordeño en el mostrador de las tiendas, como primera prioridad,  o en la Industria Láctea. A eso llamamos ejecución  necesaria.
Pero, ante  tales cometidos sobran las palabras, cuando se requiere acción, por eso la innegable realidad de que los compromisos de los productores se cumplan y   no se anden pregonando tanto.
Y el por qué  de tal urgencia se genera por la propia traducción de cifras: Hasta la fecha se han distribuido 257 toneladas de leche en polvo por encima de lo previsto, con un  desembolso de cuantiosas divisas.
La situación no es halagüeña. La Agricultura le debe entrega de leche al Lácteoa   Comercio,
No se cumple lo estipulado y las potencialidades están subutilizadas. y en cuanto a procesamiento,  el Lácteo recibe 42 mil  litros diarios de Camagüey,  y por encima de lo recogido puede acoger 10 mil más cada día en  la provincia, hasta completar la capacidad  95 mil diarios.
Las metas, demás, de estar hermanadas con la realidad deben medírsele trascendencia. De unas mil 407 bodegas pueden recibir leche fluida directamente por el productor, solo unas 530 con sostenibilidad, sin embargo, a la hora de medir gastos para el Estado importa mucho, aún cuando no se abastezca la tienda con sistematicidad, que pueda hacerse en la medida de las posibilidades, porque un solo mes ya implicaría ahorro en divisa y esa es la idea que debe defenderse.
El propósito fundamental sigue siendo que el productor suministre a la bodega, de más fácil acceso, con sus medios y evite gastos.
Cualquier divergencia  en las políticas de organismos que horizontalmente deben de responder por el mismo asunto no ayudan. Se impone actuar con mayor sintonía y, siempre, pensar en el bien mayor del país.
Apréndase de los más experimentados y divúlguense las mejores recetas, como insta los directivos de la provincia. Se aboga por mayor vinculación con la base y el conocimiento de las características de los vaqueros, sus necesidades y normas para el manejo de los rebaños, porque “no todos los animales comen iguales”.
El control de lo hecho garantiza la buena marcha, porque permite rectificar errores. Después de la fiscalización sorpresiva de dirigentes del Partido  a más de cien vaquerías  variaron los rendimientos: de 32 mil litros diarios  ascendió a 47 mil y la cifra aún puede crecer si se tiene en cuenta que hay más de 27 mil vacas en ordeño y   el promedio individual  de 3,5 litros, aunque bajo, da 94 mil 500.
Los incumplimientos deben ser excepción y nunca verlos con naturalidad, sino la ficha de ese tenso programa alimentario que es la entrega de leche fluida puede colocarse mal y trancarse el dominó por falta de visión y no respetar  la estrategia.