Columnas

Wednesday, October 26, 2005

En Cacocum: La alegría de VIVIR

Vista del parque central de Cacocum, donde estos dos ancianos conversan con absoluta paz
Por Rodobaldo Martínez Pérez
rodo@ahora.cu
El otro día fui a Cacocum, un municipio de nuestra provincia de Holguín, próximo al aeropuerto internacional Frank País, por donde llegan los turistas que desean disfrutar de la “tierra más hermosa” como sentenció Colón aquel 28 de octubre de 1492, cuando hizo el primer contacto con Cuba.
En Cacocum está el principal nudo ferroviario de este territorio, Por ahí pasan todos los trenes que van hacia Santiago de Cuba, claro ahora hay más calma, porque esta importante vía de comunicación es una de las más afectada por el Bloque de Estados Unidos.
Pero en Cacocum se vive, a pesar de que ese día la corriente eléctrica no estaba disponible. Otra causa de la guerra económica del Imperio más poderoso del Mundo contra esta Isla. Castigo que nos dan porque decidimos ser libre.
Allí se reunieron los principales dirigentes de ese municipio, con Miguel Díaz-Canel Bermúdez, primer secretario del Partido en la provincia de Holguín, con el único propósito de buscar más bienes para los moradores de esta zona, donde desde el siglo pasado hay dos eficientes centrales azucareros, pero ya uno no podrá moler por una principal causa: El bloqueo contra Cuba.
Nuestra gente se sobrepone a tantas necesidades, que por acá elevaron el sacrificio por la intensa sequía que veníamos sufriendo. Menos mal, como decía mi abuela, que Dios aprieta, pero no mata y ya comenzaron las aguas.
Clara aquí estamos acostumbrados a combatir cada día y no hay tristeza. Vi alegría. Los estudiantes regresaban en las aulas contando historias. Ni uno solo de los moradores de este municipio esta registrado por la ONU entre los más de 800 millones de personas que sufren de hambre y subalimentación.
No es un milagro. Es que para está Revolución Cubana, que conduce Fidel Castro, lo más importante es el ser humano. Y lo poco que tenemos se reparte bien, para más de 11 millones de habitantes, no para unos pocos.
“El bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por los Estados Unidos contra Cuba es el más prolongado y cruel que haya conocido la historia de la humanidad, y forma parte esencial de su política de hostilidad y agresiones contra el pueblo cubano.
“Su objetivo, definido desde el 6 de abril de 1960, ha sido la destrucción de la Revolución Cubana: “(…) a través del desencanto y el desaliento basados en la insatisfacción y las dificultades económicas (…) negarle dinero y suministros a Cuba, para disminuir los salarios reales y monetarios, a fin de causar hambre, desesperación y el derrocamiento del gobierno (…)”.
En Cacocum no vi desencanto ni desaliento. Vi en la reunión con Díaz-Canel mucho interés por salir adelante, confiados de que un mundo mejor es posible: Con todos y para el bien de todos.

1 comment:

  1. hola, le envío mi comentario sobre cacocum,Yo vivo en ese municipio, aunque ahora mismo estoy fuera del país, me gustó su artículo, pero eso de la alegría de vivir le sirve a cualquier lugar de Cuba, porque Cuba entera lucha y reciste con algería.

    Pero hay algo que si quisiese hacer notar, porque mucho blog y todo, pero creo que deben ser mas enérgicos, si no en este espacio si en el semario ahora del que Ud es director.

    En cacocum la situación de los viales es pésima, no hay una TRD que valga la pena, la que hay no pasa de las 30 m2 mas o menos y nunca está surtida. Para la mayoría de los trámites bancarios hay que ir hacerlos a holguín, La iluminación de las calles es casi nula. El policlínico hace màs de 5 años que están terminándolo, la situación con casos de viviendas de más de una década sin solución es aterradora.

    Por cierto de ese tema le envié hace casi ya un año una carta mediante e-mail al periódico ahora y nunca ni se publico ni se tubo la delicadeza de responderme aunque fuese de forma privada.

    no obstante todo, saludos y seguiremos defendiendo nuestras conquistas.

    maikelf@gmail.com
    maikelf.blogspot.com

    ReplyDelete